husk

Husk

Crítica:

Filme de terror, Husk nos cuenta la historia de un grupo de jóvenes que se dirige a pasar unas vacaciones en el lago como cada año cuando de repente una manada de cuervos se estrella contra el parabrisas de su todoterreno de forma violenta causando un accidente en el cual el vehículo acaba inservible en la cuneta. Por suerte ninguno de ellos esta herido, y se disponen a buscar la forma de avisar a una grúa en una desierta carretera rodeada de campos de grandes plantes de maíz a ambos lados y hasta donde alcanza la vista. Mientras intentan sobreponerse al susto y decidir qué hacer, Scott, Chris, Brianse y Natalie se dan cuenta de que su amigo Johnny ha desaparecido, y en su afán de encontrarlo cometen el error de adentrarse en el espeso y alto maíz.

Es muy curioso como la sola visión del campo de maíz en un día soleado nos evoca terror automáticamente a todos los que crecimos viendo el clásico Los chicos del maíz (Children of the corn, 1984), gran película de miedo basada en una historia del brillante escritor estadounidense de Maine, Stephen King, y fuimos viendo posteriormente su infinito numero de secuelas, la última de las cuales es hasta la fecha Los chicos del maíz: Génesis (Children of the corn: Genesis, 2011).

Este filme, Husk, abunda en el terror que causan estos altos y espesos campos en que uno puede fácilmente perderse y en el que, para el caso, habitan unos espantapájaros más que peculiares, fruto de un trágico suceso acontecido en el pasado. Tiempo atrás, cuando en la granja vivía un padre con sus dos hijos, uno, gran aficionado a hacer espantapájaros, terminó asesinando al otro y convirtiéndole en una siniestra versión de los mismos. Eso mismo es lo que parece seguir sucediendo una y otra vez con todo el que entra en el misterioso campo de maíz, que tiene una casa en medio que parece ser el centro de todo este terrorífico misterio.

Husk está rodada en Iowa, cuenta con un sombrío ambiente y una buena realización por parte del director y escritor californiano Brett Simmons, y se basa en el corto de 27 minutos del mismo título dirigido por Simmons en el año 2005, y quizás eso se nota, pues si bien la idea es buena y nos aporta secuencias escalofriantes, se nota que el filme va perdiendo fuerza a medida que avanzan los minutos, y parece perderse hacia el final. También el ritmo general es lento como si faltara trama con la que llenar el metraje. Aún así, el filme es interesante y vale la pena ser visto por todos los nostálgicos de “el que camina detrás de la fila”.

   JORDI CIERCO

 

 

Imágenes:


Tráiler:

 

Ficha técnica:

DIRECTOR: Brett Simmons
GUIÓN: Brett Simmons
MÚSICA: Bobby Tahouri
FOTOGRAFÍA: Marco Fargnoli
MONTAJE: William Yeh
VESTUARIO: Alexis Scott
REPARTO: Devon Graye, Wes Chatham, C.J. Thomason, Tammin Sursok, Ben Easter, Nick Toussaint, Michael Cornelison
PRODUCCIÓN: Stephanie Caleb, Limor Diamant, Moshe Diamant, Courtney Solomon
DISEÑO DE PRODUCCIÓN: Hannah Beachler
PRODUCTORA: After Dark Films
DISTRIBUIDORA: After Dark Films, Lionsgate
DURACIÓN: 83 minutos

Deja un comentario