Crítica:

Filme dramático con tono de crítica social, De mayor quiero ser soldado (I want to be a soldier) nos cuenta la historia de Álex, un simpático niño de diez años que sueña con ser astronauta. De un día para otro pierde el afecto de sus padres debido al nacimiento de dos bebes gemelos que absorben el tiempo de sus progenitores y se encierra en la nueva televisión que le ponen en su habitación tras mucha insistencia. A partir de entonces, influido por lo que ve en ésta, decide que quiere ser soldado y empieza a vivir su fantasía con una malsana obsesión. Ésta pasa desapercibida para unos padres asfixiados por sus propios problemas de pareja hasta un punto de no retorno, en el que los delirios de Álex le convierten en un rebelde problemático anclado en el mal camino.

Colaboran en De mayor quiero ser soldado dos míticos actores como Danny Glover, y el gran Robert Englund. Si bien Glover, al que todos recordaréis de la saga Arma letal, solo parece poner su nombre en los créditos del filme, Englund hace un visible esfuerzo para aportar algo más que su mera presencia y su caché a este filme de producción española y buena realización, que es el cuarto largometraje del director y guionista Christian Molina, director de Diario de una ninfómana (2008).

La película hace una critica previsible a la hipocresía de la sociedad aparte de intentar hacernos reflexionar sobre el papel que damos a los medios de comunicación en la educación de nuestros hijos. Destaca en De mayor quiero ser soldado la buscada pero eficaz crudeza de las imágenes que aparecen en el televisor de Álex y por tanto ante nuestros ojos, que parece intentar que nos demos cuenta de qué pueden ver los niños de hoy en  día a través de este medio considerado inofensivo por gran parte de los padres. La crítica, evidentemente, se centra sobretodo en la sociedad estadounidense, gran exponente de esta doble moral entre sus conservadores valores familiares y su altísimo nivel de militarización acompañado del culto a las armas de fuego.

Destaca en De mayor quiero ser soldado la buena interpretación del joven protagonista, el actor Fergus Riordan, que pudimos ver en Frágiles (Fragile, 2005) y recientemente en Ghost Rider. Espíritu de venganza (Ghost Rider: Spirit of Vengeance, 2011), y sobretodo la del buen actor Ben Temple, al que también pudimos ver en Frágiles (Fragile, 2005), que hace de ángel y también de demonio personificados en la lucha interior de Álex entre dos ídolos opuestos que representan sus dos distintas e incompatibles ilusiones, un afable astronauta y un duro militar. En cuanto a los actores, destacar también a Andrew Tarbet, que interpreta al padre del protagonista y que ya vimos en un papel similar en la serie de producción catalana Infidels.

En conclusión podemos decir que De mayor quiero ser soldado es un buen drama crítico que consigue mantener un buen equilibrio entre la historia que cuenta y el mensaje que pretende transmitir. Aun presentándose como una critica contra los medios, sabe mostrarnos sutilmente que son muchos y variados los responsables de la educación inadecuada de los niños de hoy. Se podría decir que el filme alecciona más que gusta, pero aún así vale la pena visionarlo y disfrutar de la manera en que nos transmite su mensaje.

  JORDI CIERCO

logo findelahistoria

 

 

Imágenes:



Tráiler:


Ficha técnica:

DIRECTOR: Christian Molina
GUIÓN: Cuca Canals, Christian Molina
MÚSICA: Federico Jusid
FOTOGRAFÍA: Juan Carlos Lausín
REPARTO: Fergus Riordan, Danny Glover, Robert Englund, Cassandra Gava, Valeria Marini, Andrew Tarbet, Ben Temple, Jo Kelly, Cameron Antrobus
MONTAJE: Alberto de Toro
DISEÑO DE PRODUCCIÓN: Pere Carreras
DISTRIBUIDORA: Canónigo Films
PRODUCTORA: Coproducción España-Italia; Canónigo Films / Produzione Straordinaria
ESTRENO EN ESPAÑA: 21 de Octubre 2011
CALIFICACIÓN: No recomendada para menores de 12 años.
DURACIÓN: 100 minutos

WEB OFICIAL: http://iwanttobeasoldier.com/