BLACKTHORN poster

Blackthorn

 

1927 Bolívia, James Blackthorn lleva viviendo los últimos veinte años criando caballos en una cabaña. Se dispone a regresar a los EEUU para conocer a su sobrino. Este es el segundo largometraje de Mateo Gil después de Nadie conoce a nadie (1998) y de la “Película para no dormir” Regreso a Moria (2006). Este colaborador habitual de Amenábar nos brinda un western crepuscular cuyo tema central es la amistad. Y transmitiendo a su vez el mensaje de que lo más importante es la relación que construyas con quienes te rodean.

Han pasado veinte años desde que Butch Cassidy y Sundance Kid se vieran sitiados por medio ejército boliviano en Dos hombres y un destino (Butch Cassidy and Sundance Kid, George Roy Hill, 1974) ahora Cassidy se hace llamar Blackthorn  y quiere volver a su tierra natal para “hacerse compañía” con su sobrino al que no conoce. En la película todos los elementos encajan a la perfección. Desde las interpretaciones, la música y la fotografía. Esta última es sobria y limpia, heredera de los grandes clásicos de John Ford. Una fotografía que recoge un paisaje duro y de gran belleza hasta el cansancio y angustias de sus peronajes. Unos personajes moldeados por la aridez que los rodea cuyos nativos recuerdan a los mejicanos de films como Grupo Salvaje (The Wild Bunch, 1969) o Quiero la cabeza de Alfredo García (Bring me the head of Alfredo García, 1974) del gran Peckinpah. Gentes que pueden ser alegres y cariñosas o crueles y despiadados. Este maduro Butch Cassidy nos deja claro que en este mundo lleno de chacales lo más importante es la amistad y cierto código de decencia.

Sam Shepard es un cantante de country con dotes para la interpretación. Aporta unas canciones que acompañan a sus protagonistas en la travesía transmitiendo carisma y veracidad al conjunto. A parte está la partitura de Lucio Godoy quien se encarga de enfatizar los momentos de dramáticos y escenas de acción. En comparación con el film de George Roy Hill aqui todo es más seco, más árido y con menos humor (aunque no está exenta de ello).

Blackthorn supone una grata sorpresa para el cine español, un western crepuscular, bellamente reaalizado, donde los personajes estan bien dibujados y son lo más importante.

Atención a las imágenes del storyboard a cargo de Carlos Salgado

ROGER MONTFORT

 

 

Imágenes:

 

Tráiler:

 

Ficha técnica:

DIRECTOR: Mateo Gil
GUIÓN: Miguel Barros
MÚSICA: Alejandro Iglesias Rossi
FOTOGRAFÍA: J.A.Ruíz Anchia
REPARTO:Sam Shepar, Eduardo Noriega, Stephen Rea, Megaly Solier, Dominique MacElligot, Nikolaj Coster-Waldau, Padraic Delaney
MONTAJE: David Gallart
DISTRIBUIDORA: Aura Films
DURACIÓN: 102 minutos
ESTRENO EN ARGENTINA: 2 de Junio 2011

WEB OFICIAL: http://www.blackthornthemovie.com/

2 comentarios en “Blackthorn”

  1. Vista.. un poco tarde, pero vista… y con buen sabor de boca.
    Gran película, y no lo esperaba. Un western que tal y como dices, recuerda a los del gran Sam Peckinpah, con grandes personajes y grandes fotografías. Acabas por encariñarte de este viejo gruñón, bandido retirado, que solo busca el descanso.
    Muy recomendable si te gusta el género.

Deja un comentario