A Jesper, el peor estudiante de la Academia Postal y hijo de un magnate, le destinan a una gélida ciudad perdida en una Isla. Allí el servicio de correos es inexistente, y los vecinos están constantemente enfrentados en dos bandos. Jesper está a punto de rendirse cuando conoce a Klaus, un solitario leñador con una cabaña repleta de juguetes que empezarán a repartir.

El español Sergio Pablos tras trabajar escribiendo películas como Gru: Mi Villano favorito o Smallfoot, entre otros trabajos animados, se estrena tras la cámara como director con esta aventura navideña.
Se trata de una historia de animación por la que pocos apostaron hasta que llegó Netflix. Y la compañía del streaming acertó.

Klaus es una aventura divertida, entrañable y que nos recuerda a otras películas navideñas de amistad, sentimientos y perfectas para, en realidad, todas las épocas del año. El guión en el que también ha trabajado el director bajo una historia suya, es redondo. El filme tiene ritmo, se centra en varios personajes y los hace crecer, no solo a los protagonistas, si no al resto del pueblo en quienes vemos en ocasiones las gotas de humor de la película. No se descuida nada, ni la posible lagrimita final, ni una admirable animación sin un gran realismo y que nos recuerda a pasados cartoons como su Goofy e hijo (1995).

La historia de un cartero que con sus acciones nos muestra los orígenes de Santa Claus. Un filme muy completo en todos los aspectos y con el que nos sacamos el sombrero.

 

SALVA VILA

 

Klaus

KlausFicha Técnica:
Título original: Klaus
Dirección: Sergio Pablos
Guion: Sergio Pablos, Zach Lewis, Jim Mahoney (Historia: Sergio Pablos)
Música: Alfonso G. Aguilar
Fotografía: Animation
Reparto: Animation (Jason Schwartzman, J. K. Simmons, Rashida Jones, Joan Cusack)
Año: 2019
Duración: 97 min.
País: España
Productora: Atresmedia Cine / The SPA Studios. Distribuida por Netflix