Wade Watts es un adolescente que hace lo que la mayoría de gente, jugar a Oasis, un juego de realidad virtual en el que puedes ser quién quieras. Cuando su creador muere, esconde un huevo de pascua en el interior del juego con la intención de entregar su fortuna a quién lo encuentre. El juego se convierte en una gran carrera, tanto dentro como fuera de Oasis, para conseguir tan preciado premio.

Está claro que Steven Spielberg puede fallar en alguna ocasión, o ser solo el gran Spielberg cuando se pone serio como en El puente de los espías (2015). Pero ya hace tiempo que no le vemos realizar una gran película entretenida, que guste y recuerde a aquél crack que nos trajo hace años grandes películas de aventuras.

El último y entretenido Spielberg lo hemos visto por ahora con Tintín, película que se parece a un Indiana Jones animado y de la que esperamos que llegue pronto la segunda parte.
En 2015 nos aburrió con Mi amigo el gigante (The BFG) y ahora en 2018 casi lo consigue con Ready Player One.

Digo casi, por qué no todo es malo en la película. La película se puede ver y incluso disfrutar con alguna escena en la que buscas referencias a juegos de arcade o personajes como Robocop, y sobretodo con la música de clásicos como Take on Me o la banda sonora compuesta por Alan Silvestri.

Pero poco más. El filme de Spileberg cojea por muchas partes. El director se aleja bastante del original del libro, y no profundiza para nada en los diferentes personajes que encontramos. Los protagonistas no tienen ninguna historia tras de si, están vacíos. A diferencia del libro en el que podíamos encontrar los diferentes motivos por los que entraban en el juego de Osis y su búsqueda.

La película podría ser como un Willy Wonka y la fábrica de chocolate situado en tiempos modernos. Un Mark Rylance en el papel de “Willy” que quiere dejar su legado a alguien a quién corresponda. Pero incluso en la película de Tim Burton los pequeños protagonistas mostraban más sentimientos y actuaban mejor que los cuatro principales personajes de Ready Player One.

La otra e importantísima gran baza de la película, la acción realizada en CGI, solo consigue que el espectador intente captar la gran cantidad de referencias a películas y cultura pop que traen las secuencias.
Esta no se convirete en la mejor parte del filme. La vida real en la que vemos a los personajes de carne y hueso supera, a pesar de su poca solidez, a las secuencias creadas por ordenador, que son muchas de ellas espectaculares pero poco interesantes.

Pero tal vez lo más importante, y difícil, por parte de los guionistas ha sido el querer atrapar a un público tan diverso. Personas de 30 a 40 años, a los que se les llenará la cabeza de referencias y a jóvenes que tendrán que disfrutar con esas imágenes en CGI. Si el guión tuviera muchas más fuerza, seguro que captaba más la atención del público de mayor edad. Acaparando así a estos dos bandos que irán a ver la película.

En definitiva, Ready Player One ha tenido una campaña de marketing fantástica, y ha captado la atención de muchos. Pero en realidad se hunde en su poca solidez de personajes y el flojo guión nulo de sentimientos. No nos interesa nada ningún personaje, ni la historia. Simplemente vemos pasar una gran cantidad de imágenes con referencias para disfrutar, y poco más.

Un filme de aquellos que cunado ya lo has visto, lo olvidas. Si lo que te interesa es recordar viejos juegos y películas, coge el libro de Ernest Cline, te gustará mucho más.

 

SALVA VILA

 

Ready Player One

Ready Player OneFICHA TÉCNICA:
Título original: Ready Player One
Año: 2018
Duración: 140 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Steven Spielberg
Guion: Ernest Cline, Zak Penn (Novela: Ernest Cline)
Música: Alan Silvestri
Fotografía: Janusz Kaminski
Reparto: Tye Sheridan, Olivia Cooke, Ben Mendelsohn, Mark Rylance, Simon Pegg, T.J. Miller, Hannah John-Kamen, Win Morisaki, Philip Zhao, Julia Nickson, Kae Alexander, Lena Waithe, Ralph Ineson, David Barrera, Michael Wildman, Lynne Wilmot, Carter Hastings, Daniel Eghan
Productora: Warner Bros. / Amblin Entertainment / De Line Pictures / Village Roadshow Pictures / Reliance Entertainment