El director de cine José Juan Bigas Luna ha muerto este sábado a los 67 años en Tarragona víctima de un cáncer, según han confirmado fuentes cercanas a la familia a Europa press, en su casa de Riera de Gaià junto a todas sus mujeres (su esposa y sus tres hijas). Hasta el pasado domingo estuvo trabajando en la preparación del Mecanoscrit del segon origen. Su último deseo fue que la película se finalice y se dedique a su único nieto, Quim Lu. Por expreso deseo del cineasta no habrá homenajes póstumos de ningún tipo. Para evitar tentaciones, lo dejó firmado bajo notario.

Su contagiosa vitalidad, su curiosidad por todo, su amor por la vida le convierten en una de esas figuras reñidas con la idea del más allá. Él vivió para los placeres de la tierra y su cine fue una extensión de esos placeres. Jamón, jamón, Bilbao, La teta y la luna, La camarera del Titanic Yo soy la Juani... su dilatada y heterogénea filmografía son buena prueba de esas ganas de vivir y probarlo y conocerlo todo. El cineasta estaba instalado en Virgili (Tarragona), donde había creado junto a su mujer una empresa de productos ecológicos. No recibirá ningún homenaje póstumo porque así lo pidió él expresamente y la Academia de Cine respetará ese deseo, según ha anunciado la vicepresidenta, directora, guionista y productora Judith Colell.

Descubridor de actores como Ariadna Gil, Javier Bardem, Penélope Cruz, Verónica Echegui o Jordi Mollà, cursó estudios de arquitectura, pero no los completó. Su pasión le hacía tomar otro rumbo. Fotógrafo profesional, llegó al mundo del cine desde la publicidad, el diseño y las artes plásticas. Su aterrizaje en el séptimo arte fue a mediados de los años 70, trabajando en pequeños cortos como ‘Con soltura‘ o ‘Cóctel internacional‘.

Su debut en el mundo del largometraje llegó con ‘Tatuaje‘, rodado en 1976, aunque no se estrenó hasta el 79, año en el que fue seleccionado para el Festival de Cannes. Tras ella, ‘Historias impúdicas‘ (1977) y películas tan controvertidas en su momento como Bilbao (1978), seleccionada también para Cannes, o Caniche (1979).


Fue en el 1987 cuando rodó ‘Angustia‘ y tras este título no volvió a ponerse detrás de la cámara hasta ‘Las edades de Lulú‘ (1990). Fue a raíz de la muerte en 1987 de su productor habitual, Pepón Coromina, que dejó durante unos años la dirección y sólo efectuó tareas de guionista. En ese periodo, Bigas Luna se trasladó a Tarragona para dedicarse a la pintura.

El éxito en taquilla de la película basada en la novela de Almudena Grandes le devolvió al cine con títulos como ‘Jamón, Jamón‘, por el que ganó el León de Plata del Festival de Venecia y que unió a dos actores que se convirtieron en pesos pesados del cine español: Javier Bardem y Penélope Cruz. En 1993, estrenó ‘Huevos de oro‘ que le proporcionó el Premio Especial del Jurado en el Festival de San Sebastián. El certamen de Venecia volvió a galardonarle en 1994 con el premio al mejor guión por ‘La teta y la luna‘, un filme erótico relacionado con el mundo casteller. A estos filmes, siguieron otros como Bámbola (1996), con la italiana Valeria Marini, ‘La camarera del Titanic (1997) y ‘Volavérunt‘. En estos dos últimos contó con la actriz Aitana Sánchez Gijón. Sus últimos trabajos más sonados han sido ‘Yo soy la Juani‘ (2006), en el que descubrió a Verónica Echegui, y ‘Di Di Hollywood‘, con Elsa Pataky.


El realizador presentó su candidatura en el año 2011 para sustituir a Álex de la Iglesia como presidente de la Academia de Cine, a la que propuso “dar un toque sexy“, pero le derrotó en las urnas el actual responsable, el productor Enrique Fernández Macho.

Descanse en paz este genio español.