El actor Tony Leblanc ha fallecido este sábado a los 90 años de edad en su domicilio de Villaviciosa de Odón (Madrid), como consecuencia de un fallo cardiaco. Nació en Madrid el 7 de mayo de 1922, y fue uno de los actores de cine más populares de la década de 1950 a 1970.

En 1944 debutó en el teatro con la compañía de la actriz Nati Mistral y un año después debutó en el cine de la mano del director Antonio Román en la película Los últimos de Filipinas. Participó en casi 50 largometrajes, entre los que figuran El Tigre de Chamberí (Pedro Luis Martínez, 1957), Muchachas de azul (Pedro Lazaga, 1957) y Tres de la Cruz Roja (Fernando Palacios, 1961). También partició en Los Tramposos, dirigida por Pedro Lazaga y protagonizada por Leblanc, Antonio Ozores, Concha Velasco y Laura Valenzuela.

En 1983 tuvo un accidente de tráfico que cadi acaba con su vida y su carrera, que dejó a un lado durante muchos años. En 1994 recibió el Goya de Honor a toda su carrera y en 1998 regresó al cine de mano del director y guionista Santiago Segura que le dío un papel en Torrente, el brazo tonto de la ley que le valió el Goya al Mejor Actor de Reparto.