El actor tejano Larry Hagman, que se hizo famoso por su papel de J.R. Ewing en la serie televisiva “Dallas“, falleció hoy a las 04:20h, a los 81 años, debido a las complicaciones surgidas en su batalla contra el cáncer, en un hospital de esa ciudad de Texas, según informó el diario DallasNews.


Larry Hagman, nacido el 21 de septiembre de 1931, en Forth Worth (Texas), hijo de un abogado tejano, acostumbrado a trabajar con magnates del petróleo, y de la actriz Mary Martin, encontró pronto su lugar en la industria del espectáculo. Sin embargo sus principales trabajos se vieron constreñidos al campo de la televisión, donde primero se dio a conocer en el papel del astronauta Nelson de la serie I Dream of Jeannie, para años más tarde interpretar al que pasaría a la historia como uno de los mejores malos de la pequeña pantallase haciéndose mundialmente famoso por su papel central como John Ross Ewing, más conocido como “J.R.“, en la serie de televisión “Dallas“. En ella encarnaba a un hombre de negocios sin escrúpulos, malicioso y manipulador, personaje maquiavélico, ególatra e insaciable que fue el máximo icono de antihéroe favorito de los americanos. La serie ocupó las tardes de la televisión de EEUU desde 1978 hasta 1991 y fue difundida mundialmente a partir de los años 80.

La vida de Hagman fue igual de peculiar fuera de la pantalla, donde el actor era conocido por su vida desenfrenada. De hecho en su casa de Malibú (California) ondeó durante años una bandera que rezaba “la vida es una fiesta”. Una fiesta en la que Hagman bebió desde que era un adolescente, según confesó a la prensa, y que le llevó a una dieta líquida de cuatro botellas de champán diarias incluso mientras rodaba. El actor también admitió haber probado el LSD gracias al músico David Crosby y la marihuana gracias a Jack Nicholson, este último en un intento de alejarle del alcohol. Sería años más tarde el diagnóstico de una cirrosis y posteriormente en 1995 de un cáncer de hígado los que consiguieron hacer de él un abstemio primero, y un mito después. Hagman recibió un trasplante de hígado y fue desde entonces un defensor de los trasplantes de órganos así como de la liga antitabaco, aunque nunca dejó de vivir la vida con toda su intensidad, prueva de ello es que, según confesó al periódico The New York Times, su última voluntad sería que sus cenizas fueran esparcidas por un campo donde se planten semillas de marihuana y de trigo, una cosecha que dos años más tarde sirva para la preparación de un pastel para 200 o 300 personas que “puedan decir que se han comido un poco de Larry“.


El actor estaba casado desde 1954 con la decoradora sueca Maj Axelsson, con quien tenía un hijo y una hija. La madre de Hagman, Mary Martin, era una célebre actriz que también participó en una popular ‘soap opera’ de 1965: I dream of Jeannie. Larry Hagman será siempre recordado por su papel de J.R., que  estrenó en 1978 en la CBS con un gran éxito, perpetuarse en la parrilla y expandiéndose a televisiones de todo el planeta. El éxito hizo que en 1991 se realizara un ‘spin off’ de la serie Dallas titulada J.R., y el incansable actor siguió en activo hasta hace bien poco, pues desde el 13 de junio pasado, a pesar de la edad, había vuelto a dar vida a J.R. para la nueva serie “Dallas 2.0“, producida por la cadena de televisión por cable TNT, con el reparto original: su esposa Sue Ellen (Linda Grey, de 71 años) y su hermano Bobby (Patrick Duffy, de 63 años). En su comunicado, la familia del actor destacó hoy que “Larry había vuelto a su querida Dallas para recrear el papel que más había amado“, confirmando así hasta qué punto este personaje con el que todos identificaremos para siempre a Larry Hagman fue casi tan definitorio para él como lo fue para todos nosotros. Descande en paz.