Crítica:

Película de esas en las que uno no llega a comprender el significado, The woman in the fifth nos cuenta la historia de un escritor estadounidense perseguido por un oscuro pasado, Tom Ricks, que se traslada a París para estar junto a su hija pequeña de la que se ha visto apartado por una traumática separación de pareja. Allí es robado y acaba sin blanca y hospedado en los suburbios, donde se ve envuelto en un entorno deprimido que alimentara sus trascendentes fantasías de escritor atormentado.

Tom conocerá a la dulce y cariñosa Ania, que desafortunadamente es la pareja del mafioso de poca monta, Sezer, que regenta el destartalado hostal donde se hospeda nuestro protagonista, y quien le consigue un perturbador y misterioso empleo de guardia nocturno cuya metáfora, significado, o sentido, tampoco acabamos de comprender ni parece que el filme intentente nisiquiera explicarnos.

Interpretado por Ethan Hawke, el protagonista de esta historia es un acosador con un pasado violento que aterriza en esta pensión de mala muerte dirigida por un grupo de mafiosos maleantes. En ella encontrará motivos para dar rienda suelta tanto a su maldad como a su bondad, sumiéndose en su propio mundo perturbado en una lucha interior de funestas consecuencias.

Basada en una novela de Douglas Kennedy, destaca en The woman in the fifth la presencia de la actriz Christine Scott Thomas, que representa el lado mas oscuro y auto-destructor de nuestro desesperado protagonista siendo el personaje que da titulo al filme, la mujer del quinto, una misteriosa y complaciente dama llamada Margit. También sorprende el filme por hacer gala de un ritmo excesivamente lento que nos pone al limite de nuestra paciencia en numerosas ocasiones.

El filme supone el retorno del director polaco Pawel Pawlikowski, siete años después de que encumbrara a la actriz Emily Blunt con su buen filme Mi verano de amor (My Summer of Love, 2004), que consiguió el Premio BAFTA al Mejor filme británico del año.

Podemos concluir que The woman in the fifth es un filme prescindible aunque no insoportable que se aguanta únicamente por una sensación permanente de que algo va a suceder, aunque finalmente no sea así, dejándonos con una absoluta incomprensión en cuanto al mensaje que pretende transmitir el director y al motivo de la participación de Hawke en el filme.

   JORDI CIERCO

logo findelahistoria

 

 

DIRECTOR: Pawel Pawlikowski
GUIÓN: Douglas Kennedy, Pawel Pawlikowski (Libro: Douglas Kennedy)
MÚSICA: Max de Wardener
FOTOGRAFÍA: Ryszard Lenczewski
MONTAJE: David Charap, Elsa Fernández
VESTUARIO: Julian Day
REPARTO: Ethan Hawke, Kristin Scott Thomas, Samir Guesmi, Joanna Kulig
DISEÑO DE PRODUCCIÓN: Benoît Barouh
PRODUCCIÓN: Caroline Benjo, Carole Scotta
PRODUCTORA:Coproducción Francia-Polonia-Reino Unido; Haut et Court
DURACIÓN: 83 minutos