La serie American Horror Story se basa en la familia Harmon,  los cuales se mudan a Los Ángeles para superar ciertos problemas conyugales. Ben (Dylan McDermott) su mujer Vivien (Connie Britton) y su hija  Violet (Taissa Farmiga), entran a vivir en una preciosa mansión en la que esperan volver a rehacer su familia y olvidar los acontecimientos pasados, aunque lo que encuentran en la casa les llevará, en más de una ocasión, a cruzar el limite de la cordura.

Una extraña vecina, interpretada por una más que creíble Jessica Lange, una niñera que para según quién está de muy buen ver, un chico con problemas psicológicos enamorado de la hija adolescente de Ben Harmon, y todo un elenco de extraños personajes que van circulando por la casa en la que se mezcla lo vivo con lo muerto.

Se podría decir que el gran protagonista de American Horror Story es la casa, con todos los sucesos que allí ocurrieron los cuales a medida que avanza la serie van volviendo a renacer. Una buena cantidad de personajes, la mayoría con problemas mentales, asesinos o víctimas, que van interactuando con los nuevos propietarios de la casa, desquiciando a más de uno de estos.

Una gran serie que bebe de películas como El Resplandor (The Shining, 1980), Terror en AmityVille (The Amityville Horror, 1979), y otras.

En mi opinión hace una buena mezcla entre lo cotidiano y lo paranormal; antiguos inquilinos que aparecen con secretos y engaños, y una familia distanciada dónde cada uno hará  su propio viaje interior inducidos por la casa. Seguramente la serie va de más a menos, puesto que precisamente los últimos episodios son tal vez los más flojos, aún así, una buena serie con dosis de terror psicológico, como en los mejores momentos de El Resplandor (The Shining, 1980) y las gemelas al final del pasillo. A medida que la temporada avanza, empiezas a normalizar los sucesos que van ocurriendo, pudiendo ver una serie con los clásicos entresijos de cualquier otra con relaciones entre vecinos.

Con el final de la primera temporada nos quedan revelados aparentemente todos los secretos de la casa, con todos sus asesinatos y con las intenciones de cada personaje en el mundo de los muertos para con los vivos. Esperaremos ahora a la segunda temporada, en la que  parece que el escenario se trasladará a una institución mental.

Hay que hacer una gran mención a los títulos de crédito de la serie, hechos por  Kyle Cooper, creador también de títulos como los de la serie The Walking Dead o la película Seven (1995).

Imágenes:


 

Títulos de crédito:


 

Ficha técnica:

GUIÓN: Brad Falchuk, Ryan Murphy
FOTOGRAFIA: John B. Aronson, Michael Goi
MÚSICA: James S. Levine
REPARTO: Evan Peters, Jessica Lange, Connie Britton, Dylan McDermott, Taissa Farmiga, Denis O’Hare, Frances Conroy
PRODUCCIÓN: Alexis Martin Woodall, Chip Vucelich
DISEÑO DE PRODUCCIÓN: Mark Worthington
DIRECCIÓN ARTÍSTICA: Edward L. Rubin
VESTUARIO: Chrisi Karvonides-Dushenko