Crítica:

Película biográfica que nos resume la vida en formato retrospectivo de Margaret Thatcher, La Dama de Hierro (Iron Lady) nos da a conocer, a nivel supuestamente íntimo, la primera mujer que fue elegida Primer Ministro del Reino Unido, cargo que llegó a ostentar des de 1979 hasta 1990, aguantando a través de una época económica y políticamente convulsa, dominada por terrorismo, huelgas, guerras y crispación parlamentaria. Hija de un tendero, Thatcher sacrificó su vida familiar por la infinita ambición política, cosa que en el filme le pasa factura de la mano del desprecio de sus hijos e incluso los reproches del fantasma de su difunto marido.

Este es un filme de marcado carácter nostálgico que nos muestra a esta emprendedora y perseverante política en su inevitable declive final debido a la edad, embargada por el recuerdo de tiempos mejores. La Dama de Hierro se construye alrededor del esfuerzo que debe realizar este símbolo del partido conservador británico para dejar atrás la muerte de su querido marido, fallecido ocho años antes por un cáncer, así como la añoranza del poder y trascendencia de la que gozaba, y salir adelante demostrando una última vez la obstinación y la fuerza de voluntad que la llevaron a liderar su país con mano de hierro durante la agitada década de los ochenta.

La Dama de Hierro esta protagonizada por la reconocida y veterana actriz Maryl Streep, oscarizada por sus papeles en Kramer contra Kramer (Kramer vs. Kramer, 1979) y La decisión de Sophie (Sophie's Choice, 1982), que en esta ocasión se muestra prácticamente irreconocible y muy metida en el papel que puede reportarle su tercer Oscar en una muy prolífica carrera repleta de nominaciones a la citada estatuilla, de las que ha llegado a acumular 17. Ciertamente parece que este puede ser su año, siempre con el permiso de la otra actriz de peso nominada a estos Oscars 2012, Glenn Close, por su también espectacular papel en Albert Nobbs (2011). De conseguir su tercer galardón, Maryl Streep se colocaría a la altura de mitos del cine como por ejemplo el gran maestro Jack Nicholson, que tiene el mérito de haber conseguido uno en los años setenta, otro en los ochenta y el último en los noventa, o de la actriz Ingrid Bergman, quedando solo por detrás de la mítica Katharine Hepburn, con cuatro impresionantes estatuillas doradas.

Dirigida por Phyllida Lloyd, que ya dirigió a Meryl Streep en Mamma Mia! (2008), La dama de hierro cuenta con un fantástico reparto aparte de ésta, encabezado por el buen actor Jim Broadbent, que hemos visto interpretando a uno de los profesores en la saga Harry Potter, y que en esta ocasión realiza un soberbio papel encarnando a Denis, el fallecido marido de Margaret.

En conclusión, La Dama de Hierro es un drama biográfico que se dedica más a mostrar la construcción de un carácter y una personalidad de esta importante figura que a narrar acontecimientos puramente históricos, a partir del derrumbe familiar y físico de esta mujer tan odiada por unos como reconocida por otros, pero que sin duda marcó el destino del pueblo británico durante muchos tiempo.

JORDI CIERCO

logo findelahistoria

 

 

Imágenes:

 

Tráiler:

 

Ficha técnica:

DIRECTOR: Phyllida Lloyd
GUIÓN: Abi Morgan
MÚSICA: Clint Mansell, Thomas Newman
FOTOGRAFÍA: Elliot Davis
REPARTO: Meryl Streep, Jim Broadbent, Anthony Head, Richard E. Grant, Roger Allam, Olivia Colman, Nicholas Farrell, Alexandra Roach, Harry Lloyd
MONTAJE: Justine Wright
DISEÑO DE PRODUCCIÓN: Simon Elliott
VESTUARIO: Consolata Boyle
DISTRIBUIDORA: Wanda Visión
PRODUCTORA: Pathe / Film4
ESTRENO EN UK: 6 de Enero 2012
ESTRENO EN ESPAÑA: 5 de Enero 2012
CALIFICACIÓN: Apta para todos los públicos.

WEB OFICIAL: http://www.theironladymovie.co.uk