Occidente es Occidente

Occidente es Occidente parte de la premisa y deja todo o casi todo su protagonismo en el pequeño de los Khan, catalizador perfecto de la primera parte, protagonista rotundo en la segunda, y a partir de ahí vemos como esos valores orientales, son devueltos a sus orígenes: un viaje a Pakistán del que su protagonista tendrá que aprender y cuajar la moral de su familia, pero mucho más tendrán que aprender los demás miembros.