GD Star Rating
loading...

La última película del director censurado en su país Jia Zhangke (Naturaleza muerta, Historias de Shanghai) es un arrebato de rebeldía, un desahogo para los ciudadanos de la China contemporánea, una historia de venganza con el único fin de arremeter contra un país que más que desarrollándose está en pleno proceso de deconstrucción.

Un Toque de Violencia

A través de cuatro historias (ni una más y ni una menos) el director de la llamada sexta generación de cine de China, tira de su propio imaginario y traza un viaje a través de lo fantástico para hacernos llegar a un lugar tan crudo como la vida misma. Todo lo que nos muestra es real, pero no quita de utilizar herramientas del ficticio género más popular del cine chino.

Un Toque de Violencia

Y es que Un Toque de Violencia ya desde su título original (A Touch of Sin en su versión internacional) hace referencia a A touch of Zen , una película Wuxia de la famosa productora Shaw Brothers , cine fantástico, de artes marciales y popular de los años 70, y que ha sido el cine con el que el mismo director y el resto de su generación ha crecido y que con la película que nos ocupa, hace un llamamiento, la invoca al homenajearla como herramienta de denuncia, y el mensaje es claro (durante toda la película): Por más que avanzamos siempre volvemos atrás.

En palabras del propia director, su película Un Toque de Violencia es puramente una cinta de ese género, pero en la actualidad, donde los ‘justicieros’ no van en caballo, sino en moto, y donde las espadas son sustituidas por navajas, puñales y pistolas”.
Juega a convertir a los ciudadanos chinos en sus propios justicieros en la sociedad corrupta en la que viven, y su lucha es por la supervivencia. Comenzando por la primera historia, la de un minero engañado por los que le rodea, un obrero explotado que “explota”, literalmente, de rabia y que se ve en la necesidad de cambiar ese sistema en el que no puede vivir. La mejor historia de toda la película, sin duda, interpretada por Jiang Wu, el hermano del conocido actor Jiang Wen (El Arma Perdida) es la que corona y da origen al resto.

Un Toque de Violencia

Aunque las historias no compartan todas el mismo nivel de intensidad, debido a que intenta retratar las distintas generaciones (por provincias, un recurso muy inteligente y original, que encima nos dice mucho de lo personal de este director) y por estar basadas en historias reales, que él mismo sacó de una red social.

Es quizá, este mismo hecho, el ser tan real y retratar algo de manera cruenta el porqué de que su gobierno le tenga tan vetado. No se puede negar que utiliza todo su afán como cinéfilo a la hora de rodar una película de venganzas como ésta. Al verla se nos viene a la cabeza las películas del surcoreano Park Chan-Wook (Old Boy, 2004) o las de Johnnie To. No en vano nos lo recuerda en un par de escenas donde podemos ver en monitores escenas de algunas de las películas de este último.

Tenemos suerte pues, de que en occidente y en el resto de países asiáticos (Un Toque de Violencia está producida por la compañía del mismísimo Takeshi Kitano, con el que comparte ideas) se le apoya, como ocurre con otro director de su generación como lo es Lou Ye (director de la recién estrenada en nuestro país Love and Bruises) de poder ser espectadores de una película tan necesaria, y que se puede extrapolar a cualquier civilización occidental corrompida por los que mueven y controlan el país.

Raúl Martín

logo findelahistoria

Trailer de Un Toque de Violencia

Un toque de violencia – Trailer subtitulado en español (HD)

Un Toque De ViolenciaFicha Técnica

Título original: Tian zhu ding (A Touch of Sin)
Título Español: Un Toque de Violencia
Director: Jia Zhang Ke (Jia Zhangke)
Guión: Jia Zhang Ke (Jia Zhangke)
Música: Giong Lim
Fotografía: Yu Likwai
Reparto: Jiang Wu, Meng Li, Lanshan Luo, Baoqiang Wang, Jiayi Zhang, Tao Zhao
Productora: Xstream Pictures
Año: 2013
Duración: 130 min.
País: China
Ficha en IMDB