Tras un par de días, y noches, de auténtica locura hollywoodiense, finalmente podemos afirmar que con este artículo finiquitamos los Oscars 2014. Nos quedamos entre muchas otras cosas con Benedict Cumberbatch, el gran Sherlock, en la foto, por otro lado seria, del grupo U2 en la entrada a la gala.

Oscars_2014__Benedict_Cumberbatch_and_the_best_photobomb_of_all_time

La ceremonia, que registró su mejor audiencia en los últimos diez años, siendo seguida en directo a través de la cadena ABC por 43 millones de espectadores sólo en Estados Unidos, muy cerca de los 43,5 millones de telespectadores que tuvo el evento en el año 2004, en el que fue presentado por el cómico y actor Billy Crystal. También Ellen DeGeneres por su parte superó sus propios números, pues en la anterior vez que ejerció de maestro de ceremonias, en el año 2007, había cosechado 40, 3 millones de espectadores, cifra nada despreciable tampoco. En cuanto a su nivel en la gala, ha recibido una buena acogida en general, por su espontaneidad y desparpajo. Si bien su comentario sobre Liza Minnelli, a quien se refirió como “el mejor imitador de Liza Minnelli que jamás he visto“, para apostillar con un “buen trabajo señor“, no fue muy bien encajado por la veterana artista, su frescura fue la noticia de la noche.

Queda para el recuerdo el momento “pizzas”, pues 24 horas Ellen encargó unas pizzas de forma anónima a Big Mama’s & Papa’s, presentándose un tal Edgar a entregarlas sin saber que acabaría dando de comer a la flor y nata de Hollywood, y que se marcharía con 1.000 dólares de propina. No tardó la pizzería de Sunset Blvd, un lugar de aspecto modesto y bastante lejano al glamour de Hollywood, en agradecer públicamente la promoción recibida:


 

En el patio de butacas y vestidos de gala, Brad Pittt, Chiwetel Ejiofor, Meryl Streep, Julia Roberts, Harrison Ford, Jennifer Lawrence, Jared Leto, que se la ofrecía a su madre, Chaning Tatum Kevin Spacy y hasta Martin Scorsese se animaron a comer.


 

Tal fué la repercusión del momento pizzas que cuando el joven repartidor regresó a su lugar de trabajo, allí lo esperaban las cámaras del portal de noticias TMZ que grabaron el gran recibimiento que tuvo por parte de sus compañeros, que lo ovacionaron casi como a un héroe mientras los clientes lo saludaban y le pedían tomarse fotos con él.

 

El otro gran momento de la noche fue por supuesto el que ya es el tweet más retwiteado de la historia, el “selfie” de Ellen tomado por Bradley Cooper junto a Brad Pitt, Angelina Jolie, Jennifer Lawrence, Lupita Nyong’o, Kevin Spacey, Meryl Streep, y la propia Ellen entre otros, en directo durante la gala y frente a las cámaras. Tanto Samsung, patrocinadora de la gala, com la propia Ellen, han afirmado que no hubo premeditación comercial alguna en el hecho. La hubiera o no, ahí queda ese hito para la historia de twitter y de los Oscars.


Como podéis ver, esta fotografía convertida en fenómeno mundial supera actualmente ya los tres millones de retweets, dejando muy atrás en anterior record que ostentaba Barack Obama en una foto abrazado a su mujer que publicó al ganar las elecciones a su segundo mandato.

 

Otra anécdota de la gala, que como siempre fueron infinitas, fue cuandp Jared Leto mencionó a Ucrania en su discurso como ganador del Oscar al mejor actor secundario, mientras que la emisión de la gala era cancelada por la televisión pública  Channel One. El propio Leto, entre otros, fue uno de los presentes que nos ofreció algunas fotos durante la noche a través de las redes sociales, os ofrecemos algunos ejemplos:

 

Finalmente os dejamos con la cobertura de la alfombra roja en directo des del twitter de findelahistoria, y os remitimos a la lista de ganadores o fotos del evento para más detalle.