jobs-banner

Crearse expectativas con una película puede llevar a decepciones, como es el caso de JOBS. La caracterización de Kutcher y la importancia del personaje hacia creer en un gran biopic pero no es así, mas bien parece un telefilm y no profundiza lo suficiente.
Pasa muy por alto el viaje a Índia que tanto marcó a Jobs y se deja muchas cosas en el tintero, como la relación con Bill Gates que es inexistente en la película. Solo sirve para mostrarnos un individuo duro, distante y déspota y muy exigente.
Steve se involucra al máximo en su trabajo en busca del éxito y la “revolución” dejando en el camino a quien haga falta, sea su hija (no la reconocerá hasta años mas tarde), amigos o compañeros.
No negaremos que fuera un genio y un visionario que cambio el panorama tecnológico de uso personal varias veces, pero parece que lo hizo exprimiendo al máximo a otras personas que eran quien al final realizaban el trabajo.
La película se centra en sus primeros años, la creación de Apple y su éxito, su caída y expulsión de su propia empresa y su vuelta a ella para hacerla renacer. Se queda justo en la creación del primer ipod, justo cuando Apple empieza ser lo que és ahora y, no nos engañemos, eso es  lo que ha hecho conocido a Steve Jobs. Hubiera estado bien profundizar un poco más en esto ya que para contar sus primeros años ya estaba Piratas en Silicon Valley que encima contaba más cosas y era más realista que ésta.

OSCAR

logo findelahistoria

 

 

Título original JOBS
Año 2013
Duración 122 min.
País Estados Unidos
Director Joshua Michael Stern
Guión Matt Whiteley
Música John Debney
Fotografía Russell Carpenter
Reparto Ashton Kutcher, Dermot Mulroney, Josh Gad, Matthew Modine, James Woods