La nave espacial de los Planetas Unidos C-57d se dirige al planeta Altair IV para comprobar el estado de la tripulación que aterrizó en este planeta hace ya 20 años. Justo antes de aterrizar, el Capitán de la nave J.J Adams (Leslie Nilsen) recibe des de la superficie del planeta una advertencia por radio. El profesor Morbius (Walter Pidgeon) componente de la primera tripulación, le advierte de las terribles consecuencias que pueden suceder si aterrizan en Altair IV.
Finalmente la tripulación de la nave toma tierra, pero pronto descubrirán el secreto del que hablaba el profesor.

La película y los personajes, se inspiran en La tempestad, de William Shakespeare. En esta ocasión, el guionista Cyril Hume, traslada los hechos al espacio para que el director Fred M. Wilcox rodara en 1956 una de las películas de ciencia ficción mas recordadas, por diferentes motivos.

La historia narrada es muy atrayente, aún así, algo parecido lo vemos en otras producciones, en las que una nave espacial aterriza en un planeta del que le va a ser difícil irse por las “fuerzas” que en él residen. A pesar de la buena historia, la película termina siendo algo lenta, sin demasiada acción y con algunas escenas o diálogos que podrían funcionar con más ritmo, como la relación de los tripulantes con la hija del profesor, Altaira (Anne Francis). Este toque de serie B es el gran fallo de la película, pero no un motivo para no verla, puesto que tiene grandes momentos.

Curiosamente uno de los motivos por lo que se recuerda Planeta prohibido es por Robby, el robot creado por el profesor Morbius, con una cabeza ovalada y transparente, llena de conexiones. Este robot superfuerte, se hizo tan famoso después de esta película que un año mas tarde protagonizó The invisible boy (1957 dir.Herman Hoffman), y apareció en pequeños papeles en diferentes series de televisión.
Realmente viendo la película ves un robot algo estático, e incluso en su primera aparición recuerda a C3PO (de Star Wars) por el humano parlanchín que parece. Es de esta manera que termina siendo un personaje importante de la película, como otros grandes robots de la historia del cine.

El robot Robby y los efectos especiales que aparecen, están muy bien conseguidos. A pesar de la estética de los 60 (algo pop) que tiene la casa del profesor Morbius, o los trajes de los tripulantes de la C-57D, el resto de artilugios, los rayos láser y sobretodo la animación de la nave en el espacio, mantienen todavía su buen nivel.
La técnica de animación empleada para estos rayos láser o el propio monstruo que aparece en el planeta, está realizada por Disney, hecho que se puede apreciar claramente en el dibujo del monstruo.

Otra de las curiosidades que presenta la película y por la que también dio mucho que hablar en su estreno, es que la protagonista Anne Francis, es la primera mujer que aparece en minifalda en la historia del cine.

Diremos que Planeta prohibido es de visión obligada, a pesar de que pueda tener algún punto flojo del guión, presenta otros atractivos como la misma historia, los personajes, efectos especiales, y el punto de nostalgia de este tipo de películas, personalmente siempre entretenidas.

 

SALVA VILA

logo findelahistoria


Ficha técnica:
TÍTULO ORIGINAL: Forbidden planet
DIRECTOR: Fred M. Wilcox
GUIÓN: Cyril Hume (Irving Bloke y Allen Adler basandose en la historia de La tempestad, de William Shakespeare)
MÚSICA: Bebe Barron, Louis Barron
FOTOGRAFÍA: George J. Folsey
REPARTO: Walter Pidgeon, Anne Francis, Leslie Nielsen, Warren Stevens, Jack Kelly, Richard Anderson, Earl Holliman
PRODUCCIÓN: Nicholas Nayfack
PRODUCTORA: Metro-Goldwyn-Mayer (MGM)
ESTRENO EN USA: 15 Marzo 1956
DURACIÓN: 98 minutos