Un meteorito cae cerca de una granja propiedad de un solitario anciano. Al salir a comprobar lo ocurrido, descubre el impacto de una roca en el suelo, con una especie de masa viscosa en su interior.
Sorprendido, se acerca a tocarla y se le pega a la mano sin poder desprenderse de ella. Al huir corriendo del lugar, se encuentra con unos adolescentes que habían observado la caída del meteorito y lo llevan de inmediato a casa del doctor.
Misteriosamente, en la enfermería, la masa viscosa termina por devorar al anciano, a la enfermera que lo atiende y al doctor.
Asustados y sin demasiado éxito, los dos adolescentes intentan hacer creer a la policía que algo está matando a la gente del pueblo. Mientras, la masa extraterrestre va devorando a los habitantes y aumentando de tamaño.

The Blob (La masa devoradora) es otra película del género terror/ciencia ficción dirigida por Irvin S. Yeaworth Jr. en 1958. Con los años pasó a ser una película de culto por la originalidad de la criatura alienígena, por la buena puesta en escena y por la banda sonora de la cinta (Ralph Carmichael y Burt Bacharach).
A pesar de no tener un gran guión, dado que tiene momentos en que flojea, como en algunos diálogos entre adolescentes que parecen ser demasiado inocentes y otros tópicos de la época como hacer aparecer a una anciana cascarrabias entrometiéndose en el trabajo policial, o que las víctimas de la masa parece que no puedan huir de ésta cuando realmente se desplaza muy lentamente, estamos ante una película entretenida y con suficiente ritmo.
Aunque a través de los dos protagonistas se intenta poner mucho suspense en su intento por explicar y descubrir al alienígena y no esto no se consigue del todo.

El hecho de intentar sorprender al espectador con una película de terror donde el monstruo no aparezca en demasiados planos, no provocó que no se cuidaran los efectos especiales y recrean una masa viscosa con un buen movimiento y una apariencia totalmente creíble; a parte de representar al alien con un dibujo en alguna que otra escena.
Así que el peso real de la película lo lleva un joven Steve McQueen, en el que fue uno de sus primeros papeles en el cine, después de actuar para la televisión.
Un Steve McQueen que interpreta un joven de 17 años y al igual que el resto de protagonistas adolescentes que aparecen, encontramos que ninguno aparenta la edad que quería representar el personaje (en la cinta McQueen tiene realmente 28 años), reiterando así el error que tenían las producciones de esos años. Hoy en día esto nos sorprende, por lo evidente que se hace esta diferencia de edad entre personaje y actor.
Y hablando de actores, diremos que ni Steve McQueen, que llegaría a ser un gran actor, ni el resto de protagonistas de la película hacen unos grandes papeles. Al contrario.

Unos años mas tarde, en 1972 se hizo una secuela que pasó con poco éxito titulada Beware! The Blob, aportando un tono más cómico.
Como todo clásico que se precie, The Blob también tiene sus remakes. En 1988 el director Chuck Russell dirigió The Blob, el terror no tiene forma. Aunque en esta ocasión el alien viscoso es una creación del ejercito y seria algo mas sanguinario que su antecesor, contando con mejores efectos especiales. También en la película de Dreamworks Monstruos Vs Alien (2009), se le rinde homenaje a esta masa viscosa con un personaje muy parecido llamado Bob.

 

SALVA VILA

logo findelahistoria


Ficha técnica:
TÍTULO ORIGINAL: The Blob
DIRECTOR: Irvin S. Yeaworth Jr.
GUIÓN: Theodore Simonson, Kay Linaker (Historia: Irving H. Millgate)
MÚSICA: Ralph Carmichael
FOTOGRAFÍA: Thomas E. Spalding
REPARTO: Steve Mcqueen, Aneta Corsaut, Earl Rowe, Olin Howland, Stephen Chase, John Benson, George Karas, Lee Payton, Elbert Smith
EFECTOS ESPECIALES: Bart Sloane
PRODUCCIÓN: Jack H. Harris, Russell S. Doughten Jr.
PRODUCTORA: Paramount Pictures
ESTRENO EN USA: 12 Septiembre 1958
DURACIÓN: 86 minutos