Crítica:

Aceptable thriller, Stash House, de After Dark Films, nos cuenta la historia de Emma y David, una pareja de recién casados que visita una mansión que pretenden comprar para pasar allí una noche celebrando el aniversario de ella. Efectivamente la finca es impresionante y las condiciones para la compra son inmejorables, se trata de una propiedad recién vaciada con piscina, jardín, y una enorme vivienda, todo protegido por un impresionante sistema de seguridad fuera de lo habitual. Tras reconocer que esa es la casa de sus sueños y decidir comprarla, se relajan para disponerse a celebrar la especial ocasión en pareja.

Por pura casualidad, notan algo extraño oculto en una pared, descubriendo para asombro de ambos que la misma esconde un fondo oculto lleno de una gran cantidad de paquetes de lo que parece ser heroína. Es entonces cuando las peculiares condiciones de compra y el sofisticado sistema de seguridad cobran sentido, precipitándose a partir de aquí los acontecimientos cuando un grupo de criminales llega de noche a la casa con la intención de recuperar el material depositado secretamente en la casa. El ataque pondrá a prueba la resistencia física de la pareja así como su compromiso emocional.

Destaca entre el reparto de Stash House la presencia del mítico actor sueco de acción Dolph Lundgren, interpretando con gran acierto a un despiadado malvado que se esta jugando su propia vida, amenazada por los narcotraficantes, en el cumplimiento de su cometido, y busca una via de escape para retirarse del mundo del crimen. Es un placer tener de vuelta a este actor clásico del cine de acción que Stallone rescato del olvido para su filme Los mercenarios (The Expendables, 2010), y que había trabajado anteriormente en filmes de segunda como Soldado Universal: Regeneración (Universal Soldier: Regeneration, 2009) tras saltar a la fama en su juventud con éxitos como Rocky IV (1984) o Masters del universo (Masters of the Universe, 1987). En cuanto al resto del reparto, solo remarcar a la protagonista femenina, Briana Evigan, a la que vimos en filmes como Street Dance (2008) o más recientemente en la interesante Rites of Passage (2012).

Podemos concluir que Stash House, que supone el debut en la dirección de largometrajes del realizador venezolano Eduardo Rodriguez, es un filme simplemente entretenido, y destaca por ofrecernos un ambiente sombrío y claustrofóbico de tensión sostenida en la lucha de esta no tan inocente pareja por sobrevivir y adaptarse a una situación completamente inesperada de violencia y terror.

   JORDI CIERCO

logo findelahistoria

 

 

 

Imágenes:


 

 

Tráiler:

 

Ficha técnica:

DIRECTOR: Eduardo Rodriguez
GUIÓN: Gary Spinelli
MÚSICA: Luis Ascanio
FOTOGRAFIA: Matthew Irving
MONTAJE: Don Adams, Eduardo Rodriguez
VESTUARIO: Jennifer Kamrath
REPARTO: Dolph Lundgren, Briana Evigan, Sean Faris, Jon Huertas, Alyshia Ochse, Don Yesso
PRODUCCIÓN: Alan Amiel, Steve Richards, Joel Silver, Courtney Solomon
DISEÑO DE PRODUCCIÓN: Michelle Jones
ESTRENO EN USA: 11 de Mayo 2012
DURACIÓN: 99 minutos