Ernest Borgnine, uno de los grandes actores de Hollywood, ha fallecido este domingo a la edad de 95 años.

El actor nacido el 1917 en Hamdem, Connecticut, entró tras un largo pasear sin oficio en el Randall School de Drama, donde con su fuerte personalidad encontró su gran profesión, y lo que le llevaría a ser uno de los actores secundarios mas conocidos de Holllywood.

Unos años mas tarde, con su papel debut en una série televisiva y en Brodway, haciendo de enfermero en HARVEY, hizo que se comenzaran a fijar en él, hasta que debutó con su primera película en THE WHISTLE AT EATON FALLS (1951), tras la que llegó el éxito con De aquí a la eternidad (1953) en la que comparte cartel con el gran Sinatra.

A partir de este film, lo empezamos a ver en una extensa carrera, con películas tan conocidas como Johnny Guitar (1954), o Veracruz (1954) con Gary Cooper, y en 1955 en la película MARTY, la cual le valió el Oscar al mejor actor.

Con este premio la carrerea del actor se lanza, y lo podemos ver en una extensa filmografía de aproximadamente 140 películas, la mayoría siempre participando como actor secundario, eso sí, de lujo.

En el recuerdo siempre quedarán actuaciones en películas como Los Vikingos (1958), Barrabás (1962), El vuelo del Fénix (1965), Los Doce del patíbulo (1967), Grupo salvaje (1969), La aventura del Poseidón (1972) o haciendo de Taxista en 1997, Rescate en NY (1981)

Borgnine, hasta estos últimos años continuó con su carrera, y fue el actor que le puso voz des de 1999 al famoso Bob Esponja. Compaginando su participación en diferentes películas, ya sin tanto éxito comercial.

Para los mas jóvenes y los que desconozcan la carrera de este clásico, cabe decir que seguramente lo han podido ver actuar en películas mas recientes como Gattaca (1997) haciendo de barrendero, o en RED (2010) en un pequeño papel junto a Bruce Willis.

Pese a recibir el Oscar como mejor actor en 1955, y actuar en un sin fin de películas, solo recibió un segundo premio, en 2011 fue homenajeado por su larga trayectoria recibiendo el Premio del Sindicato de Actores (SAG. Honorífico)

Así pues, des de estas páginas, nuestro gran sentido pésame por la pérdida de este gran clásico del cine. Descanse en paz.