Crítica:

Película de animación francesa dirigida en el 2010 por Jean-Loup Felicioli y Alain Gagnol, Un gato en París (Une vie de Chat) fue nominada a los Oscar como mejor largometraje de animación en el 2011, también a los Premios del Cine Europeo como Mejor largometraje de animación, y finalmente a los Premios Annie como Nominada a Mejor película.

La historia nos cuenta como un gato de nombre Dino, abandona  cada noche su hogar  para pasar el rato en compañía de Nico, un hábil ladrón nocturno, con el que se pasea por todos los tejados de París para entrar a robar joyas en las casas, mientras Zöe,  propietaria de Nico,  duerme en casa junto a su madre, la inspectora de policía Jeanne.

Zöe es una joven niña que ha perdido el habla por la muerte de su padre a manos de Costa, un malvado criminal, al que su madre  Jeanne quiere atrapar para vengar la muerte de su marido.

Los robos nocturnos de joyas de Nico y Dino,  hacen que sus vidas se crucen con las de Costa y su banda, iniciando unas persecuciones por todos los tejados de París.  A la vez que se ven involucradas tanto Zöe, que descubre al malvado Costa, como su madre la inspectora de policía Jeanne, que investiga el caso de los ladrones de joyas y le sigue  la pista al mafioso Costa.

Buena película de animación francesa, la cuál se aleja de los cánones de dibujo de las grandes industrias de Hollywood, y nos muestra un bonito dibujo de líneas muy rectas lejos del ordenador y con un coloreado que recuerda al lápiz.

La película te atrapa tanto por el dibujo, que al ser de un porte mas clásico siempre se ve bello y evoca nostalgia a los dibujos hechos totalmente a mano, y por la trama, la cual a medida que avanza la película y las persecuciones por los tejados de Paris va aumentando, haciendo que el espectador se meta de lleno en la acción  esperando a ver como se soluciona todo.

Una  película de intriga con todo el estilo del cine negro, que no necesita más que una hora y algo más de duración para hacer que el espectador se entretenga.

A pesar de que en su momento Un gato en París perdió el galardón de los Oscar’s 2012 a manos de Rango, no deja de ser una película muy recomendable para quien quiera pasar un buen rato.

Una de esas pequeñas buenas películas que pasan desapercibidas por la mayoría del público, dado que provienen de una factoría, la animación francesa, que acostumbra a quedar eclipsada por el gran tirón que tiene la industria de animación Americana, o simplemente por el hecho de ser estrenada en pequeñas salas de versión original.

SALVA VILA

logo findelahistoria

 

 

Imágenes:

 

Tráiler:

 

Ficha técnica:

DIRECTOR: Jean-Loup Felicioli, Alain Gagnol
GUIÓN: Alain Gagnol, Jacques-Rémy Girerd
MÚSICA: Serge Besset
PRODUCTORA: Coproducción Francia-Holanda-Suiza-Bélgica; Folimage / Digit Anima / France 3 Cinéma
DURACIÓN: 70 minutos