martin-movie-poster-1977

Martin

 

Martin o como se estrenó en España El regreso de los vampiros vivientes (impresionante la vista de los distribuidores nacionales) es una extraña película sobre el vampirismo. Es la cuarta película de George A. Romero, rodada justo antes de Zombie (Dawn of the dead 1978). Cuenta la historia de Martin, un joven (tiene 84 años) que necesita beber sangre para sobrevivir.

El tan cacareado buen pulso narrativo de Romero por multitud de revistas especializadas es una realidad palpable en filmes como este. Dura una hora y media que pasa volando y termina de un modo tan abrupto como el disparo a la cabeza del protagonista de La noche de los muertos vivientes (Night of the living dead, George A. Romero 1968). Con un presupuesto muy bajo Romero consigue un film cercano, crítico y sorprendente. Sorprende por su tratamiento del tema vampírico. Nada que ver con el clásico ni con lo que los adolescentes puedan creer que es un vampiro debido a Crepúsculo. Aqui el protagonista es un chico con necesidad de sangre que intenta integrarse en la sociedad y hacérle el menor daño posible. Para él beber sangre es una enfermadad, una necesidad que tiene que saciar para vivir y que la ciencia no ha podido paliar. No tiene colmillos, no está maldito por dios, le puede dar el sol y puede morder ajos. Nada de la iconografía vampírica tiene que ver con él.

Toda la cinta parece impregnada de cierta tristeza, subrayado con la múscia y la ambientación: una localidad empobrecida que ha vivido tiempos mejores, vista a través de una fotografía granulada y realista. Atención a la escena en que Martin baja del tren y Cuda lo lleva hasta el siguiente andén. Es una gran secuencia que pone en situación con el tono de la película, muestra sin palabras la relación entre estos dos personajes y describe el ambiente urbano y deprimente donde el protagonista se está metiendo, y eso que estamos al principio del film. A partir de estos primeros minutos el filme contiene escenas bastante tensas y plantea temas como el fanatismo y la discrimanción. Romero declaró en el set de Dawn of the dead que cuando la sociedad no sabe qué hacer con algunos individuos los aparta. Indudablemente eso aparece reflejado en el film. El resultado es satisfactorio y recomendable aunque uno no sea fan del mundo de los vampiros quizá aún más si no lo es.

Justo antes de refirmarse como el padre del zombie moderno con la segunda parte de La noche de los muertos vivientes Romero alumbró esta pequeña joya del fantástico. Un film de bajo presupuesto muy bien realizado y de una modernidad absoluta cuyos temas por desgracia parece que nunca dejarán de estar de actualidad.

 

ROGER MONTFORT

 

 

 

 

 

2 comentarios en “Martin”

  1. Para mi, juntamente con Zombie es lo mejor de Romero de la década de los 70. Recomiendo verla en VO sobretodo por el acento de Cuda y porque en general es muchisimo mejor.

Deja un comentario