A reivindicar: Sleepaway Camp, 1981

A reivindicar: Sleepaway Camp, 1981


A reivindicar: Sleepaway Camp, 1981

Este es uno de los slashers ochenteros más gamberros que me he tirado a la cara y contiene uno de los mejores finales que he visto. Convertido en film de culto a lo largo de los años, (principalmente en EEUU). Se trata de una película mucho más disfrutable que la mayoría de los slashers de la época, sobretodo  Viernes 13 (Friday 13th, 1981). Es de extrañar que habiendo perpetrado remakes (¿porque se empeñan en convertir en trascendente y dramático algo que nace con la honesta intención de enseñar teta y asesinatos originales?) de Sorority Row, San Valentin sangriento, Black Christmas o Prom Night no le llegue el turno al presente film o a La Quema (The Burning, 1981). Tiempo al tiempo…

Los puntos débiles de Campamento Sangriento (Sleepaway Camp, 1983) saltan a la vista pero también lo que la hace distinta al resto de innumerables productos parecidos. Sleepaway Camp contiene cierto humor negro y mala leche y fue pionera en ello dentro de este subgénero. Sitúa a un montón de jovencitos salidos en un campamento cristiano, además  los presenta en su mayoría como una panda de estúpidos maleducados faltados de todo lo que el cristianismo promueve. Convierte en violento paranoico y pedófilo al director del lugar. Por último, contiene una gran escena final que no puedo desvelar. En su contra el desarrollo es lento y previsible, las interpretaciones lamentables y la factura más que torpe. Los diálogos parecen salidos de una película porno y la música repite el mismo tema a través de todo el metraje convirtiéndolo en algo irrisorio. En definitiva el perfecto entretenimiento para ver con los colegas y echarse unas risas.

Se prevé en 2013 estrenar (probablemente en DVD o tele por cable) la séptima parte. Como la mayoría de las sagas sangrientas de esta época los elementos que hacen original la primera parte han ido desapareciendo y  permitiendo que el aburrimiento lo arruine todo. En este caso la ironía y mala leche.

A continuación os dejo una serie de trailers de este género y de esta época juntamente con unos posters que dan cien patadas a cualquier montaje hecho con Photoshop con el que la industria americana nos tiene acostumbrados, basta comparar los posters originales con los de sus remakes.

ROGER MONTFORT

 

 

Tráilers Sleepaway Camp, 1981:

 

Pósters:

 

Deja un comentario