Ha finalizado la edición 2019 del Festival Cryptshow y os traemos el palmarés del certamen así como la temática ya anunciada para la próxima edición.

Cryptshow 2019

El famoso Premio Sierra Circular Cryptshow Festival 2019 fue en esta ocasión para el corto de terror psicológico Muil (Maw) de Jasper Vrancken. El jurado oficial de Cryptshow Festival 2019 estuvo formado por Alicia Santos, Jordi Pastor, Mónica García, Proyecto Naschy y Johnny Blanco.

Palmarés del Cryptshow 2019

–XIII Premio Sierra Circular: “Muil (Maw)” de Jasper Vrancken, por la capacidad de incitar al público a transgredir sus límites de la moral desde el prisma de la fantasía bizarra
–Premio del público: “Le Défi du rade (A wreck in paradise)” de François Zaidi

Otros premios:
–Mejor Animación: “La Noria” de Carlos Baena, por su impecable factura y la traslación poética de los miedos infantiles
–Mejor director: Dani Viqueira por “Limbo”, por el excelente ejercicio de creación de una atmósfera entre los límites de la realidad, la pesadilla y la crueldad
–Mejor guión: “The 100th Victim” de Anthony von Seck, por su capacidad de cautivar al espectador en un retorcida confesión criminal
–Mejor actor: Matthieu Sys de “Muil (Maw)” de Jasper Vrancken para acercarnos a una intimidad perturbadora en un gran ejercicio de austeridad
–Mejor actriz: Aida Folch por “Le Blizzard” de Alvaro Rodriguez Areny, por la desgarradora interpretación de una madre atrapada entre la locura y el trauma bélico.
–Mejor banda sonora: Tankus the Henge por “Things were better before” de Lu Pulici, por una perfecta simbiosis entre música y narrativa
–Mejor Efectos Especiales: “I’m the doorway” de Simon Pearce, por el extraordinario recurso de los efectos especiales de factura artesana
–Mejor Efectos Visuales: “Caronte” de Luis Tinoco, por la hibridación perfecta de ficción, fantasía y efectos visuales
–Mejor fotografía: “Bailaora” de Rubin Stein, por la plasmación poética de la guerra en un exquisito blanco y negro

 
 

Cryptshow 2019
 

XIV edición: Cryptshow Queer

Además, el Cryptshow Festival presentó la que será la temática de la XIV edición: Cryptshow Queer.

Cryptshow Festival cierra su XIIIa edición con la proyección del palmarés al aire libre. Una año más, la proyección de los premiados ha servido para presentar cuál será la temática del certamen de terror y fantástico de Badalona del próximo año.

Hombre, mujer, matrimonio, familia, escuela, trabajo, horario, ley, moral, muerte, amor … Estas palabras, como muchas otras de uso cotidiano, parecen formar parte de nuestro día a día de una manera prácticamente innata, como si existieran antes que nosotros, incluso sin nosotros. Como si fueran universales y el amor fuera el mismo aquí y en Marte. Pero no; estas palabras han sido construidas en torno a una memoria colectiva y conforman esta construcción social que llamamos Cultura.

Históricamente, pero en especial en las últimas décadas, ante la democratización de la información, el poder ha intentado controlar todo lo que salía de la norma a través de palabras que son cárceles y conceptos que son guetos.

Es así que el Marqués de Sade es un sádico y el Holden Caulfield de El guardián del centeno acaba en un psiquiátrico. El personaje de Steve Buscemi en Ghost World es un freaky, los protagonistas de Crashson unos desviados y Isabelle Huppert en La Pianista es una masoquista. La Patrulla X son un grupo de marginados y Batman no toca pie con bola. ¿Y qué es Safón para la cultura general sino una poeta lesbiana que el mito puso en su lugar al suicidarse por el amor no correspondido de un hombre?

El concepto Queer rechaza todo tipo de etiqueta y por naturaleza es rechaza a sí mismo. Bajo este paraguas, sin embargo, se identifica la lucha de aquellos que desafían la clasificación de los individuos según categorías ficticias que esconden motivaciones políticas, fundamentadas en una sexualidad construida de manera interesada desde la caída del imperio romano.

Con la iglesia católica hemos topado.

Desde el Cryptshow reivindicamos la capacidad del género fantástico, el de terror y la ciencia ficción para poner en duda todos estos conceptos y hacernos reflexionar sobre la debilidad de las ideas sobre la que se sustenta la sociedad. Qué son películas como Basket Case 2, Visitor Q o El libro de la selva sino un desafío al concepto de familia? Qué suponen Crash, Society o La Pianista sino un reto para nuestra propia idea de sexualidad? Qué plantean Border, Alien Nation o Tokyo Godfathers sino problemas étnicos o socioeconómicos? Hasta qué punto nuestro cerebro puede soportar las incómodas preguntas que plantea una serie de animación juvenil como Ranma ½, un blockbuster como Starman o una cinta de culto incomprensible como Gozu?

Quién puede ver Inseparables, de David Cronenberg, y no tener pesadillas?

Como podéis ver, la cosa promete…