GD Star Rating
loading...

Reservoir Dogs, una película que para muchos fue un antes y un después en su relación con el mundo del cine. Un filme que te puede gustar o no, pero siempre al hablar de ella uno siempre tiene en la memoria el diálogo inicial sobre el significado de “Like A Virgin” de Madonna o algunas de sus grandes escenas.

Para su director, Quentin Tarantino, está claro que marcó un gran paso en su carrera. Fue su opera prima (con perdón de “My Best friend’s Birthday”) y la presentó nada más y nada menos que en el Festival de Sundance un 21 de Enero de 1992, hace ya 25 años.
Nadie conocía a ese joven llegado de las entrañas de un vídeo-club, que intentaba mover su primer guión con una historia sobre un atraco (que no vemos en ningún momento del filme) y con mucho dialogo entre protagonistas.
Fue el productor Lawrence Bender quién se enamoró del libreto y movió los hilos para realizar esa película. Algo de dinero conseguido en la venta de lo que posteriormente sería True Romance y la aportación de Harvey Keitel como co-productor.

La gran oportunidad de Tarantino se hacía realidad de la mano de Bender, quién posteriormente producía la mayoría de películas del director. Todo un éxito en Sundance y en la mayoría del mundo, sobretodo en Gran Bretanya. Posteriormente, los afortunados, la podríamos ver en el Festival de Cine de Sitges en Catalunya, donde ganó los premios a mejor guión y dirección.

Reservoir Dogs

Su guión cambió algunos de los estándares del cine de gángsters y la manera de contar historias. La estructura no lineal y unos trabajados diálogos se transformaron en su marca. Un thriller que apenas tiene acción poseía un clímax que iba en aumento.

City On Fire (Lung Fu Fong Wan), de Ringo Lam fue un referente para la realización de Reservoir Dogs. Algo que también se ha convertido en marca registrada de Tarantino, utilizar mucho material de muchas películas de todos los estilos para sacar idees para sus proyectos. Y es que pocos directores tienen tanta bibliografia cinematográfica en la cabeza como Tarantino.
Por ello le culpan de plagio en varias ocasiones, cuando en realidad nadie como él sabe unir un sin fin de ideas y escenas de todos sitios para llenarlas de sentidos. A esto se le llama homenaje.

25 años han pasado ya desde el estreno de Reservoir Dogs y sigue siendo igual de potente. Un filme que contó con poco presupuesto y con grandes actores interpretando a personajes con nombres tan enigmáticos y cachondos como Mr. Pink, Mr. White, Mr. Blonde, Mr.Orange, Mr. Brown, y Mr.Blue. Nombres utilizados para esconder sus verdaderas identidades, algo ya utilizado en Perlham 1, 2, 3 (The Taking of Pelham 123, 1974).
Lo dicho, Tarantino saca ideas de todo el cine que ha visto a lo largo de su vida, y de toda la música que ha escuchado, ya que la Banda Sonora que trae la película son todo selecciones de la década de los 60 y 80. Tan solo un par de canciones originales hechas expresamente para la película por el grupo Bedlam (Magic Carpet Ride y Harvest Moon).

Steve Buscemi, Harvey Keitel , Michael Madsen, Tim Roth, Quentin Tarantino en un pequeño papel, y Edward Munker eran los pricipales protagonistas. Unos tipos en trajes que realizaban un atraco fallido a causa de un posible policía infiltrado.
La mayoría de los hechos ocurridos los conocemos a través de los diálogos y de flashbacks. Estructura que aporta gran parte del mérito de la película junto con unos potentes diálogos y escenas de violencia como la que protagoniza Michael Madsen (Mr.Blonde) con un policía.
Esta escena, que ocurre en el interior de un almacén abandonado, se ha convertido en una de las grandes del cine de genero.
Protagonizada por Madsen, la escena muestra a ritmo de ‘Stuck in the Middle with You” como Mr.Blonde tortura al policía a quién acaba por cortarle una oreja. Algo que dió dificultades al actor, ya que Madsen odia la violencia.

Escena ya clásica del cine, siempre ha estado rodeada de ciertos mitos. Se comenta que Madsen, con derecho a la improvisación en la escena, no tenia claro que hacer y se puso a bailar como James Cagney lo hacía en una película. En el guión de Tarantino tan solo decía “Baila de manera maníaca”
También se dice que Kirk Baltz, que interpreta al policía, se inventó la frase “Tengo un niño pequeño en casa!” y Madsen, padre de hacía poco, tuvo que salir de la sala para recomponerse.

En definitiva, una escena con vida e historia propia, como muchas otras anécdotas que rodean la película. Una de ellas fue la dificultad que tuvo Harvey Weinstein en mover la película, de la que tuvo que hacer varios pases a varias personas, entre ellas su esposa Eve Weinstein, para ver la reacción que tenían a la escena de la oreja.
Una escena que muchos querían eliminar del metraje. Weinstein finalmente mantuvo la escena y le hizo saber a Tarantino –“Que no se te olvide que ha sido Miramax quien ha permitido que tu película salga exactamente como tú querías”–

Y siguiendo con la violencia, otra de las grandes e increíble historia que rodea Reservoirs Dogs es que Tarantino consiguió echar del cine nada más y nada menos que a Wes Craven, un genio del terror.
–“Cuando la presentamos en el festival de Sitges asumí que allí todo el mundo sí que se quedaría a verla, porque el día antes habían proyectado Braindead: tu madre se ha comido a mi perro [Peter Jackson, 1992]. Pues cinco personas se largaron y una de ellas fue Wes Craven [director de Pesadilla en Elm Street]. ¡El cabrón que hizo La última casa a la izquierda! ¿Mi película era demasiado dura para él?”.–

Tal vez en aquellos años la violencia no era de aquella índole, pero a partir de entonces se convertiría en algo común, y si Tarantino estaba a su cargo, era ya algo Tarantiniano.

Reservoirs Dogs, como le ocurre a todas las grandes películas, es un filme lleno de historias que llegan incluso al origen del título de la película. Algunos dicen que viene de la época en que Quentin Tarantino trabajaba en el vídeo-club y le recomendó una película a un cliente, ‘Au revoir les enfants’. Este lo entendió mal y le dijo algo así como Reservoir Dogs.
Aunque también se comenta que Tarantino se inventó una explicación sobre el titulo y poder convencer así a los productores. Tarantino les comentó que era una expresión utilizada en la Nouvelle Vague y que significaba “Canalla”.

Reservoir Dogs

Película de bajo prepuesto que al final contó con excelentes actores, que incluso aportavan su propio vestuario para la película o el Cadillac propiedat de Michael Madsen que utiliza el Sr. Rubio.
Otra gran curiosidad y que pasa desapercibida, o uno no le presta atención debido a los protagonistas, es el hecho de que ninguna mujer tiene una línea de diálogo en la película.

Sea como sea, la primera película de Tarantino marco un antes y un después en su vida. En la suya y en la de muchos de nosotros que descubrimos a un tipo que hacía algo diferente. Tan solo dos años más tarde nos asombraría de nuevo con Pulp ficiton, llena de grandes diálogos, humor y violencia. Consiguió un gran éxito de público y crítica y Quentin terminó de catapultarse. Tarantino en estado puro.

25 años de Reservoir Dogs

Reservoir Dogs – Trailer (Subtitulado)

Reservoir DogsTítulo original: Reservoir Dogs
Año: 1992
Duración: 99 min.
País: Estados Unidos
Director: Quentin Tarantino
Guión: Quentin Tarantino
Música: Varios
Fotografía: Andrzej Sekula
Reparto: Tim Roth, Harvey Keitel, Chris Penn, Steve Buscemi, Michael Madsen, Lawrence Tierney, Randy Brooks, Kirk Baltz, Edward Bunker, Quentin Tarantino, Burr Steers
Productora: Live Entertainment / Dog Eat Dog Productions