El prestigioso crítico de cine Roger Ebert falleció hoy en Chicago (EEUU) a los 70 años después de batallar durante años contra un cáncer, ha anunciado el diario The Chicago Sun-Times, donde publicó durante décadas sus críticas este periodista nacido en junio de 1942 en Urbana (Illinois, EEUU).

Fue uno de los críticos de cine más reconocidos de su generación, uno de los más confiables y ganador del Premio Pulitzer en 1975 por sus comentarios en The Chicago Sun-Times, donde se convirtió en uno de los críticos más famoso y reconocido en el mundo del cine por sus críticas agudas y mordaces, y por ser el primer crítico de cine en ganar un Pulitzer. Sus columnas fueron publicadas en más de 200 periódicos de Estados Unidos y de otros países, y en 2005 se convirtió en el primer crítico en ser honrado con una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

Junto al también reconocido crítico Gene Siskel condujo un exitoso programa de televisión en el que popularizaron la expresión “two thumbs up” (“dos pulgares para arriba“) para señalar las películas que merecían la pena. Las críticas de Ebert y Siskel, fallecido en 1999 también a causa de un cáncer, podían hundir una película o encumbrarla. En un comunicado enviado por la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su esposa, Michelle, se declararon “entristecidos” por el fallecimiento de Ebert. Según Obama, cuando a Ebertno le gustaba una película era honesto” y cuando sí le convencía “era efusivo“. “Las películas no serán lo mismo sin Roger“, subrayó el presidente, quien agregó que incluso en medio de su batalla con el cáncer “siguió compartiendo su pasión y puntos de vista con el mundo“.

Ebert luchaba contra un cáncer de tiroides desde 2002 que le había dejado ya sin habla y escribió extensamente sobre su enfermedad en las redes sociales y en el blog que publicaba The Chicago Sun-Times. Esta misma semana había comentado en su blog que planeaba reducir el número de críticas que escribía debido a su enfermedad. En 2010 Ebert se hizo con uno de los premios Webby, considerados los Óscar de internet, por haber “elevado el listón del periodismo online con su mordaz y salvajemente popular blog”.

Descanse en paz.