Tom à la ferme

Decía Xavier Dolan en una entrevista de hace un par de años que su trilogía acerca de los obstáculos del amor había supuesto para él tanto una evolución generacional como una evolución de estilo. Su cuarto largometraje, Tom à la ferme (2013), presentado en la Sección Atlas del Atlántida Film Fest, es un extraño viaje por registros completamente desconocidos para su director y, pese a ello, Dolan los domina con una extraordinaria precisión para alguien con una filmografía tan corta.