El consejero

Narra la historia de un respetado abogado del sudoeste de Estados Unidos que se introduce en el mundo del tráfico de drogas creyendo que nada va a salir mal. Como es de esperar en este peligroso mundo, nada sale del todo como uno espera.
Con esta premisa Ridley Scott acapara una serie de buenos actores para narrar una típica historia de chico bueno que quiere ganar dinero entrando en el negocio de las drogas.
Lo mejor de esto, el guión de Cormac McCarthy (No es país para viejos, La carretera). Las diferentes caras guapas que aparecen en la película poco aportan en realidad, un buen elenco de actores con actuaciones normales.