Me casé con una bruja

Jennifer y su padre Daniel, brujos condenados en Salem, salen de su encierro en el interior de un árbol para atormentar al candidato a gobernador de la ciudad, el joven wooley, descendiente de los antepasados que condenaron a los dos brujos.