Que dios nos perdone, vista en Sitges 2016

La ciudad está llena de feligreses con motivo de la visita del Papa y de protestantes por el malestar social por la crisis. Que dios nos perdone