La Visita: Vuelve Shyamalan, pero no la magia

Shyamalan ha vuelto a las historias que mejor le van, pero carece de la magia que un día lo acompañó, un film que está lleno de indiferencia, con algunas marcas de la casa que se deja ver bien, pero que podría haber sido mucho más de lo que es.