Sitges 2015

I am a hero, vista en Sitges

I am a hero es una perfecta mezcla entre terror, comedia y acción no exenta de cierta crítica hacia la sociedad de consumo. Aporta frescura y calidad al género zombi. Además, el clímax final es puro exceso y diversión.

The Boy, vista en Sitges

The boy se mueve entre el thriller y el drama de un modo realista y crudo. De ritmo pausado pero nunca tediosa se erige como una interesante cinta

Cooties, vista en Sitges

Cooties es lo que se llama una buena ‘película festivalera’ y ofrece diversión y sangre a raudales, que es todo lo que parece querer aportar,

Absolutely anything

Crítica de ABSOLUTELY ANYTHING. Hay que mirarla con la nostalgia que merecen un grupo con tanto talento y que nos ha dado tanto como los Monty Python.