La lapidation de Saint Étienne

Étienne es un anciano enfermo que vive rodeado de toda clase de objetos que ha acumulado a lo largo del tiempo. Son recuerdos de un pasado trágico que no quiere olvidar. Su soledad diaria, sin embargo, se ve atacada por el mobbing que hace Jeanne, la propietaria del piso donde vive, que junto con los vecinos y los servicios sociales tienen por objetivo echarle de su hogar. Por su parte, Éttienne no tiene ninguna intención de abandonar su piso, ya que vive aferrado a la convicción de estar conviviendo con las presencias de su mujer y su hija ya fallecidas.