El Mundo de Kanako

estamos ante un thriller aparentemente desquiciado, frenético, y a la par bien rodado, que hace las delicias de todo fan del cine asiático.