Alive

Alive es una cinta coreana de zombis tan entrañable como sangrienta. Se trata de una película de supervivencia casi personal y de ritmo constante pero pausado.