El viento se levanta

Jiro sueña en ser aviador, pero por ser corto de vista, termina por ser un gran diseñador de aviones. Su categoría pronto le sirve para trabajar en la división aeronáutica que realiza aviones para el ejército japonés.
Hiyao Miyazaki se despide con esta película del mundo del cine y lo hace dejando en un segundo plano todo su fantasioso mundo, para relatar una historia biográfica del creador del avión de combate Zero. Si por algo destaca Miyazaki, es por todo un mundo imaginario que ha llevado al cine en forma de pequeños fantasmas, espantapájaros que fuman en pipa, ensoñadores paisajes, cerdos que pilotan aviones, y un sin fin de personajes y animalitos curiosos que han hecho las fantasías de muchos de nosotros.