En la víspera del desembarco de Normandía un comando tiene la misión de destruir una torre de comunicaciones nazi. El avión se estrella dejando a los supervivientes tras las líneas enemigas. Al llegar a la torre descubrirán que los nazis esconden algo aterrador.

J.J. Abrams ha saludado a la audiencia del auditori con un amistoso y gracioso saludo. Después de esto 20 minutos de cine bélico impecable para dar paso a un filme predecible con personajes manidos, lleno de tópicos y políticamente muy correcto. Esto último es grave, pues traiciona su planteamiento (SPOILER, los nazis experimentan con los lugareños para encontrar al soldado perfecto). Un argumento que pide a gritos el exceso estilo grindhouse o el body horror o cualquier cosa antes que 90 minutos de soldados aliados majísimos, lugareñas luchadoras y malísimos nazis. Todo ello sin el menor atisbo de humor. Insufrible.

Overlord, vista en Sitges 2018

El peor pecado de Overlord es querer contentar al quinceañero americano medio y no querer molestar a ningún colectivo o raza mostrando un grupo heterogéneo de americanos. Un afroamericano de Lousiana, un italiano, un judío. Es precisamente el americano blanco interpretado con solvencia por Wyatt Russell (hijo de Kurt) el autor de las peores acciones (las únicas malas pero en realidad las más coherentes, no olvidemos que estamos en una película de guerra).

Las referencias del director Julius Avery para Overlord no están en El desafío de las Águilas (Where the eagles dare, Brian G. Hutton 1969) o Los cañones de Navarone (The guns of Navarone, John Lee Thompson 1961) ni siquiera en Fury (Fury, David Ayer 2014). Están en algún manual de cómo hacer una película de guerra y de terror sin casi guerra ni terror.

La fotografía y los primeros 20 minutos son lo mejor de una oportunidad perdida que daba para mucho más. Un argumento mejor trabajado en la saga de juegos Wolfenstein que en el presente filme.

ROGER MONTFORT


 
 

Tráiler de Overlord


 
Overlord posterTítulo original: Overlord
Año: 2018
Duración: 109 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Julius Avery
Guión: Billy Ray, Mark L. Smith (Historia: Billy Ray)
Música: Jed Kurzel
Fotografía: Laurie Rose, Fabian Wagner
Reparto: Wyatt Russell, John Magaro, Bokeem Woodbine, Iain De Caestecker, Jacob Anderson, Jovan Adepo, Marc Rissmann, Dominic Applewhite, Michael Epp, Mathilde Ollivier, Pilou Asbæk, Hélène Cardona, Jorge Leon Martinez, Éva Magyar, Shawn Dixon, Ben Tavassoli, Andy Wareham
Productora: Bad Robot / Paramount Pictures.
Distribuida por Paramount Pictures